Restauración


Web & Mobile

Restauración

Dedicado a las viudas de los héroes caídos de la Policía Nacional de Colombia.

Un paseo por la tarde al rededor de Guasca, Colombia, lleva a nuestro artista, Wiley Skaret, a un cementerio donde se encuentra con un piano pintado en el patio de los pintorescos jardines conmemorativos. Preparándose para tocar, se da cuenta de la tristeza de una joven esposa y de los oficiales de la Policía Nacional colombianos que están de servicio. En reconocimiento de su pérdida, deja caer su mano derecha y comienza un himno de oración. Su dolor se convierte en frustración en los alrededores de la tundra andina, pero la esperanza cobra vida y la gracia es realmente increíble. La suave vegetación ondulante de Cundinamarca la renueva con la promesa de sanación inspirada por el Señor de corazón y de mente. Pero terminamos con un recordatorio de su dolor; la pérdida de un ser querido es como la amputación de un miembro, los recuerdos de los que amamos permanecen con nosotros en los buenos y malos tiempos.

Apoye a estas mujeres y a sus familias hoy en día haciendo clic aquí.